Deficiencias visuales en el mayor

deficiencias visualesCon la edad son comunes las cataratas, el glaucoma o la degeneración macular. Éstas provocan una pérdida progresiva de la visión, de manera parcial o total, por lo que la intervención con estas personas ha de ser diferente.

Ante los cambios en la visión, la persona mayor puede mostrarse más arisca, retraída, decaída, etc. Es decir, afecta a su comportamiento. Por lo tanto, los profesionales en función del conocimiento de sus vivencias pasadas, intereses o emociones actuales debemos enfocarnos a compensar esas pérdidas.

A través del oído, la persona será capaz de recibir, reconocer y procesar mentalmente mucha información. Entre las actividades que podemos proponer están:

  • Reconocimiento de sonidos: por ejemplo, identificar el chirriar de una puerta, el ruido de unos pasos, la caída de un bote de cristal, la llegada del carro de las medicinas, etc. Se trata de que preste atención, y “observe acústicamente” que pasa a su alrededor. De esta manera podrá discriminar si el sonido se produce cerca o lejos, si se aleja o se acerca, si está más arriba o más abajo, si proviene de la derecha o de la izquiera, etc.
  • Musicoterapia: ya explicada en esta entrada (introducir link). Esta técnica resulta muy adecuada ya que potencia el recuerdo auditivo.
  • Grupos de conversación sobre algún tema que interese al grupo, debates sobre noticias actuales, etc.
  • Orientación a la realidad a través de lectura de periódico por parte del profesional o a través de la escucha de la radio. La televisión no resulta adecuada puesto que mucha información queda suplida con las imágenes.

Otro de los canales que se pueden explotar es el táctil. La actitud del profesional con el mayor ha de ser siempre positiva, reforzando los esfuerzos y pequeños logros que consiga la persona. Si bien, si realiza algo mal no enfocarlo a lo negativo, si no redirigir la acción hacia lo positivo. Las actividades pueden ser:

  • Reconocimiento de objetos: previamente se trabajarán aspectos como grande o pequeño, grueso o delgado, ancho o estrecho.
  • Manualidades
  • Psicomotricidad fina: arrugar objetos de materiales diversos, girar llaves en un cerrojo, clasificar garbanzos y judías, enroscar y desenroscar, etc.

Y a través del olfato y del gusto también se puede obtener mucha información útil para la persona. Podemos realizar ejercicios como:

  • Prueba de alimentos o platos típicos de una zona para que las reconozca o aprenda nuevas tradiciones.
  • Oler diferentes aromas, ya sean flores, hierbas, especias, etc.

Estas actividades son algunos ejemplos de qué se puede hacer para superar o adaptarse la persona a su discapacidad visual. En numerosas ocasiones se sienten desprotegidos, aburridos, aislados por su propia deficiencia y estas son algunas formas de acercarlos a las actividades y de hacerlos partícipes del trabajo común. Además, hechos tan sencillos como cogerle de la mano cuando comenzamos a hablarle, pueden ser beneficiosos para motivar a la persona y que se sienta escuchada y a gusto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s