¿Prevenimos?

estimulación preventivaLos cambios que se producen en el cerebro están relacionados con la cantidad de estimulación recibida. Una participación activa continuada a lo largo de la vida, en actividades enriquecedoras que estimulen el cerebro, preserva la salud mental y física de los sujetos (Diamond, 1993).

Al igual o más que la intervención, la prevención es importatísima. En las residencias geriátricas o centros de día, además de personas mayores afectadas de demencia o de algún tipo de deterioro cognitivo, hay otras que no tienen ninguna dificultad en este área, si bien puedan tener complicaciones para vivir de manera autónoma, o simplemente prefieran estos centros para llevar más fácil las actividades de la vida diaria.

Para ellos han de adaptarse ciertas actividades de estimulación cognitiva, entre otras, para mantener al máximo sus capacidades mentales. A continuación expondré por áreas algunos ejercicios para el trabajo diario con ellos.

1. Orientación: 

a) Historietas divertidas: se trata de ordenar una serie de viñetas para que la acción descrita adquiera un sentido. Su realización puede dar pie a comentarios sobre los aspectos representados, al estar relacionados con actividades cotidianas, como por ejemplo, coger el autobús, ir al supermercado, etc.

b) Situar objetos: dar indicaciones para colocar los objetos administrados en diferentes posiciones. Es un buen ejercicio para trabajar la orientación espacial. Por ejemplo: “coloca la pieza azul detrás de la roja”.

c) La casa: a través de un plano visto desde arriba de una casa con todas sus estancias, pedir a los participantes que coloquen unas fichas en diferentes puntos de la vivienda. Además de la orientación también refuerza la memoria, ya que se le dan las coordenadas de una vez y deben recordarlas a la vez que las sitúan.

2. Atención:

a) Seis diferencias: encontrar y señalar las diferencias entre dos imágenes. Ésta es una tarea sencilla para hacer también en casa al poder aprovechar los pasatiempos que podemos encontrar en el periódico.

b) Figura oculta: descubrir una figura a través de la unión de puntos.

c) Marcar figuras: es una prueba de cancelación en la que el mayor tiene que tachar en una hoja llena de letras todas las aes que encuentre, por ejemplo.

d) Dos idénticos: señalar las dos imágenes iguales de entre varias que aparentemente son muy parecidas también.

3. Memoria: 

a) Recordar imágenes: se les presentan una serie de imágenes que luego han de evocar verbalmente.

b) Reconocimiento de imágenes: presentar 8 objetos que luego han de identificar de entre 20 más.

c) Tarjetas de colores: reproducir la serie vista previamente.

d) El cambio: con objetos cotidianos como vasos, platos, cubiertos, etc. Pedir que observen su colocación inicial y tras la observación pedirles que cierren los ojos y se le cambia uno de ellos de sitio, el cual tendrán que señalar posteriormente.

4. Lenguaje: 

a) Formular palabras: se les presentan una serie de letras desordenadas que tendrán que ordenar para encontrar una o más palabras.

b) Ordenar frases: igual que la anterior, pero esta vez se les dan palabras desordenadas que han de organizar para encontrar una frase con sentido.

c) Contrarios: decir el antónimo de la palabra dada.

d) Dictado: sobre algún tema interesante para ellos. Es una buena manera de retomar la escritura.

5. Razonamiento:

a) Monedas: con todas las monedas en curso hacer varias tareas como por ejemplo, pedir que seleccionen 4 de ellas y pedir que sumen o resten su valor.

b) Descubrir errores: por ejemplo identificar una mano con seis dedos. Han de reconocer y razonar el porqué del error.

c) Solucionar problemas: a través de juegos como el Tangram se les pedirá que formen figuras geométricas con las piezas dadas.

6. Praxias: 

a) Trenzas: formar una trenza con tres cuerdas para practicar la coordinación de los dedos.

b) Ordenar objetos: se les dan consignas como meter cerillas en su caja, poner la llave en su llavero, etc.

c) Laberinto: se trata de mover la pieza de madera (laberinto) de tal manera que la bola metálica de la que disponemos llegue al centro.

Éstos son algunos de los ejercicios que se pueden llevar a cabo con el colectivo citado anteriormente. Si bien, irá variando su nivel de dificultad en función de la capacidad de cada persona particular. Al mismo tiempo, será conveniente que los ejercicios sean motivantes para el mayor, estando relacionados con su vida diaria de alguna manera para que se centre más en la tarea y a la vez potencie las relaciones interpersonales con el resto del grupo.

Ejemplos tomados del libro: “Programa de psicoestimulación preventiva  – Un método para la prevención del deterioro cognitivo en ancianos institucionalizados” Anna Puig.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s