Deterioro cognitivo moderado-grave. Método Montessori.

metodo montessori (2)¿Tienes algún familiar en un estadio avanzado de la enfermedad de Alzheimer u otra demencia o con un gran nivel de deterioro cognitivo? ¿Trabajas con este colectivo?

Muchas veces, ante familiares o pacientes con un deterioro cognitivo moderado o grave, se complica el trabajo, no sabemos a ciencia cierta si les resulta satisfactoria la estimulación o si están entendiendo lo que está pasando.

En estos estadios aparecen alteraciones del lenguaje, de la memoria, de reconocimiento, de escritura o manejo de objetos, así como alteraciones a nivel funcional en su vestido y aseo; conductuales con la presencia de agitación, alucinaciones o delirios, o a nivel somático con la presencia de temblor, por ejemplo.

La intervención irá encaminada fundamentalmente a lo sensorial, a activar todos los sentidos y no tanto a estimular el lenguaje o la memoria. Por ejemplo, se realizarán ejercicios como los siguientes:

  • Movimientos simples o repetición de secuencias paso a paso.
  • Repetición de sonidos o palabras.
  • Encajar objetos
  • Mover objetos de un sitio a otro.
  • Repasar figuras.
  • Denominar objetos vistos en imágenes o mediante señalización.
  • Etc.

Uno de los métodos más interesantes y utilizados últimamente que aúna todo lo anterior es el basado en el método Montessori, creado por María Montessori para la educación infantil y de necesidades especiales.

Con él, se trata de potenciar de manera adaptada y muy estructurada para cada estadio de la enfermedad las capacidades cognitivas residuales de los pacientes con demencia en fases avanzadas, por medio de actividades de estimulación controladas, con el fin de disminuir sus alteraciones conductuales, maximizar su capacidad de interacción con el medio, su funcionamiento en actividades de la vida diaria y mejorar por tanto, su calidad de vida y de las personas de su entorno (IMSERSO, 2007)

Los materiales utilizados siempre son tomados de la vida real, instrumentos que vean diariamente o con los que los pacientes o familiares estén habituados a tratar. Las actividades serán:

  • Discriminación sensorial.
  • Actividades de coger.
  • Actividades de verter.
  • Actividades de prensar.
  • Actividades de motricidad fina.
  • Cuidado del entorno.
  • Cuidado personal.
  • Actividades de clasificación.
  • Actividades de seriación.

Todas irán variando de lo simple a lo complejo y de lo concreto a lo abstracto, pudiendo extenderse horizontal o verticalmente, es decir, realizar otros ejercicios de similar complejidad o hacia arriba, hacia otro más difícil, o hacia abajo, de cara a uno más sencillo, en función del desempeño o cansancio individual.

El método Montessori se apoya en el convencimiento de adaptar cada ejercicio a cada persona individual, para lograr el correcto desempeño. Sin duda, un buen método para estimular y mejorar la calidad de vida de estas personas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s