Espacios para mayores

mayoresLa etapa de la jubilación supone un desafío para las personas ya que han de aprender a ocupar el tiempo libre de una manera satisfactoria y significativa personalmente. A esta etapa se llega relativamente pronto y con una buena salud, por lo que a veces puede acarrear dificultades de afrontamiento. No obstante, desde la perspectiva de la psicología evolutiva del ciclo vital, esta etapa es una oportunidad para el desarrollo personal y/o social y para la implicación en determinadas actividades.

Entre las actividades escogidas por los mayores de 65 años están las de índole social, físico, actividades recreativas, culturales, servicios de voluntariado, etc. Todas motivadas en base a factores como tener una buena salud y movilidad, ambiente en el que viva, la percepción que tenga cada uno de sus capacidades y limitaciones o la propia satisfacción personal.

Es fundamental que las actividades de ocio estén correctamente programadas, teniendo en cuenta las características propias o del entorno que rodea a la persona. Para esto hay diversos espacios para mayores, que no son más que centros donde se favorece la convivencia y desarrollo integral de las personas, con una concepción sociocultural, dirigidos a favorecer su participación y formación continua.

Podríamos enumerar los siguientes:

  1. Hogares y clubes: centros de reunión que prestan servicios de: información, orientación y asesoría; biblioteca; cafetería y servicio de comidas; peluquería; podología; actividades lúdicas y recreativas (excursiones, bailes, fiestas, talleres…); actividades sociales y formativas; así como animación y cooperación social. Buscan reforzar y crear redes de apoyo social, así como mejorar la calidad de vida de los mayores, sirviendo como centros dispensadores de servicios comunitarios.
  2. Centros de día: son servicios sociosanitarios y de apoyo familiar para favorecer unas condiciones de vida dignas tanto para las personas mayores dependientes como para sus familiares. Prestan servicios de: atención social, atención a la salud psico-física o de socialización y participación.
  3. Centros residenciales: son espacios abiertos a la comunidad, a la participación, a las relaciones humanas, a la solidaridad, a la cultura, que incorpora agentes externos (familiares, amigos u organizaciones), pero siendo el mayor el protagonista principal. Atrás quedó la concepción de las residencias como lugar en donde se va a morir. Para ello están los equipos interdisciplinares que buscan la satisfacción del mayor.
  4. Aulas de personas mayores: principalmente puestas en funcionamiento por asociaciones de mayores con actividades de índole cultural, ocupacional, de desarrollo físico-psíquico, de acción social y de convivencia.

Éstos NO son espacios que releguen al mayor a “actividades de mayores” sino que son espacios en los que compartir vivencias, intereses y relacionarse de una manera sana y acorde al nivel de salud y movilidad que presente cada individuo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s