Miedo

miedo¿Has sentido miedo alguna vez?

Me refiero a un miedo figurado, a un miedo provocado por inseguridades, por incertidumbres, por preocupaciones generales, no por el hecho de que te persiga una fiera mientras atraviesas la sabana y corres y corres buscando una salvación que parece, no llegará nunca. Este miedo es real, los otros, evitables.

Los miedos a los que me refiero son solo trabas, obstáculos que pone el camino y no permite avanzar y que si no se consiguen salvar, te atrapan y te hunden. Estos miedos pueden producirse por miles de cosas, desde un defecto físico, hasta el hecho de no saber que pasará mañana en tu puesto de trabajo o que pasará con el proyecto que quieres llevar a cabo.

¿Qué haces cuando te sientes así? ¿Te dejas llevar o te sobrepones?

Está claro que es muy fácil decir que sí, me sobrepongo, cojo el toro por los cuernos y me enfrento a todas las situaciones. Pero muchas veces apetece llorar, dejarse llevar por la apatía, quejarse, gritar y dejar todo de lado. Sí, está bien hacerlo, está bien darse un día o alguno más de tregua, está bien bombardear la cabeza a alguien con el que se tenga mucha confianza sobre eso que da miedo y provoca una fuerte opresión en el pecho. Pero no más, ¡qué caray, somos humanos! es normal que nos veamos perdidos, pero tras esa reflexión que tanto hacía falta, hay que actuar, plantar cara a ese miedo y buscar alternativas, que siempre, siempre, las hay.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s