Obsesión por el físico. Dietas.

DietasEl peso de una persona depende del balance básico entre las calorías consumidas a través de los alimentos y el gasto energético que produce el metabolismo del cuerpo y la actividad física. El contenido calórico varía según el tipo de alimentos que se introduzcan en la dieta. Así mismo, las personas difieren en el ritmo de actividad metabólica y en el nivel de actividad física, sin olvidar las diferencias genéticas.

Estas diferencias individuales y la imposición de unos cánones de belleza actuales de exaltación de la delgadez, muchas veces por encima de la salud, llevan a muchas personas a preocuparse en exceso por su físico y a enfrascarse en dietas continuas que no están hechas a su medida y conllevan fuertes peligros en su salud física y mental. Esta preocupación suele empezar entre los 12 y los 16 años, de ahí la importancia de una buena educación de hábitos de vida saludables en los que prime una dieta en la que no se restrinja ningún alimento, teniendo especial protagonismo los hidratos de carbono complejos (al menos un 50%) y el ejercicio físico sea parte de la rutina diaria o semanal.

No obstante, las personas muchas veces por razones de estética cultural se enfrascan en una dieta, entre las que están:

  • Dieta de Atkins: restricción muy severa de los hidratos de carbono.
  • Dieta de los Weight watchers: restricción de las calorías medidas en puntos. En el que cada punto equivale a 50 calorías.
  • Dieta de la Zone: balance de los nutrientes de acuerdo a 40% de hidratos de carbono, 30% de grasas y 30% de proteínas.
  • Dieta de Ornish: restringe las grasas y establece una alimentación casi vejetariana, reduciendo el consumo de grasa a un 10%.
  • Dieta disociada: no se deben consumir de modo simultáneo hidratos de carbono y grasas. A la vez que prohíbe otros alimentos “tóxicos” como son el azúcar, el pan o las patatas.

¿Pero sabes el efecto que provocan en el organismo?

yoyoToda dieta tiene un efecto suelo y un efecto techo. El primero de ellos significa que es necesaria una continua restricción calórica para seguir perdiendo peso, ya que llega un momento que con cantidades ínfimas de comida no podemos seguir bajando. Por lo que una dieta que produce un decremento rápido de peso irá seguida, probablemente, de una recuperación aún más rápida de dicho peso e, incluso de un plus adicional.

Por su parte, el efecto techo se refiere a que una sobrealimentación continua y progresiva deja de servir para ganar peso.

De lo que se deduce que el cuerpo tiene un punto de ajuste, tendiendo a regularse en contra de una bajada extrema de peso o para obstaculizar un aumento igualmente extremo, del mismo. Ahora bien, este punto de ajuste o setpoint (Keesey, 1980) no es inamovible. El continuo balance energético positivo, resultado de un mayor ingreso calórico que gasto enérgético, desplazará al setpoint hacia un peso mayor, por lo que habrá tremendas dificultades para bajar de peso. Por lo que el ejercicio físico, puede ayudar a controlar el peso de una forma indirecta situando el punto unos kilos más abajo.

El 95% de las personas que pierden peso con una dieta hipocalórica lo recuperarán entre uno y cinco años más tarde. Estas dietas provocan cambios en el comportamiento alimentario, traduciéndose en una mayor sensibilidad a los alimentos y una mayor voracidad. Así mismo, está comprobado que el efecto yo-yo que provocan está relacionado con mayor riesgo de cardiopatía isquémica y el cáncer. Mayor que el sobrepeso en sí. Al igual que ayudan al desarrollo de trastornos alimenticios graves como son la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa o la vigorexia.

Por lo tanto, antes de enfrascarse en una dieta,se debe consultar con un especialista que informe sobre los propios parámetros corporales como son el índice de masa corporal o el gasto energético total y dé unas pautas correctas de alimentación, con el fin de aprender a comer mejor, para ganar salud y conseguir el mantenimiento del peso ideal a la larga, sin suponer un riesgo mayor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s